Un Mundo de Noticias Un Mundo de Noticias

Últimas noticias

¿Sabías que la telemedicina existe hace más de 100 años?

El origen de la telemedicina se remonta a principios del siglo XIX. Su nacimiento coincidió con el surgimiento de medios de comunicación como el telégrafo y el teléfono.

Actualidad 04/03/2022 Redacción Redacción
f
Telégrafo

Tras la masificación de internet y gracias a los continuos avances en telecomunicaciones, se ha podido en la actualidad acceder directamente al profesional sanitario mediante consultas de audio y vídeo en tiempo real.

¿Dónde surge?

La telemedicina surgió a principios del siglo XIX con la aparición del telégrafo, utilizado desde ese entonces para fines militares. En este período se presume que los médicos ya pudieron resolver algunas inquietudes y, por ende, destinar indicaciones en distintas materias relacionadas a salud. 

Luego, con la aparición del teléfono en los años 20’, los médicos pudieron intercambiar información desde lugares más distantes.

Posteriormente, con la evolución de las telecomunicaciones en los años 60’ mediante los avances de la NASA, los profesionales de la salud pudieron realizar monitoreos continuos de los parámetros fisiológicos de astronautas desde una distancia aún mayor y con excelentes resultados.  

Gracias a la masificación de internet desde los años 90’ más los continuos avances en telecomunicaciones, se ha podido en la actualidad tener acceso directo al profesional sanitario, asimismo se ha logrado la comunicación entre los mismos profesionales. Agregado a ello tenemos la transmisión de imágenes médicas, consultas de audio y vídeo en tiempo real y medición de signos vitales

Finalmente durante el año 2020, debido a la pandemia por Covid 19, fue necesario implementar una modalidad que permitiera tanto al paciente como al profesional realizar una atención segura, minimizando el riesgo de contagio y sin descuidar la salud entre ambos.

Fue así como la telemedicina se reconoció como una solución para que todos los pacientes puedan mantenerse controlados, que puedan resolver sus inquietudes y ser acompañados en su enfermedad mientras evoluciona la pandemia. Es una opción estudiada y utilizada en el seguimiento de una patología, legítima como ayuda; en resumen es una modalidad de atención exitosa para quienes no pueden asistir presencialmente a la consulta médica, ya sea por pandemia o por otra razón de fuerza mayor.

gDéficit de Vitamina D, un problema de salud silente

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email