Un Mundo de Noticias Un Mundo de Noticias

Últimas noticias

Antes de ejercitarte luego de vacaciones lee lo siguiente

La pandemia trajo como consecuencia un aumento de peso y un descenso de la actividad física a nivel global. Ten en cuenta los siguientes consejos.

Actualidad 01/03/2022 Redacción Redacción
Imagen ilustrativa
Atletismo Medios CMS

Previo a retomar la actividad física es necesario conocer en detalle el estado de salud actual de cada persona y evitar otros problemas generados por el ejercicio.

Por Bárbara Contreras. Médica. 

Después de las vacaciones, las personas acuden a su médico para la realización de exámenes de rutina con la finalidad de retomar el equilibrio en la alimentación y la actividad física, de este modo se inicia un nuevo año laboral conociendo su estado de salud. 

Como consecuencia de la pandemia, al menos un 30% a nivel mundial tuvo un alza de peso entre 3-10 kg. Además se estima que uno de cada cuatro adultos (1.400 millones de personas en el mundo) no realizan los 150 minutos de actividad física de moderada intensidad recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).  

Para una correcta evaluación e indicación de actividad física se evalúa el estado actual de salud. Para ello el primer paso es acudir a una evaluación médica, lógicamente. Durante la consulta se pesquisarán temas relevantes en los antecedentes personales y en el examen físico, de esta manera se podrá saber que se puede o no restringir en la actividad física. Se debe considerar:

- Edad

- Enfermedades crónicas 

- Patologías osteomusculoesqueléticas (artrosis, artritis, escoliosis, discopatías, hernias, sarcopenia etc)

- Antecedentes respiratorios o cardíacos

- Fumador activo (cigarro, tabaco, marihuana, otros fumables)

- Habitualidad con el ejercicio (sedentarismo o activo, cuántas veces por semana)

- Ejercicios previos que haya hecho o esté realizando. 

- Hallazgos en el examen físico (presencia de asma, soplos cardíacos, índice de masa muscular, circunferencia abdominal, presión arterial)

- Hábitos alimentarios (vegetarianismo o veganismo)

Luego se solicitarán los exámenes para definir el estado metabólico actual, aquel puede contener: colesterol elevado, aumento de insulina, alteraciones en la glucosa en sangre, presencia de esteatosis hepática (hígado graso), déficit vitamínico (vitamina B12 y D). Con este estado metabólico se definirá si la persona presenta un estado metabólico normal u obeso. Esto es independientemente del índice de masa corporal, vale decir se puede ser normopeso (peso normal) pero metabólicamente obeso (exámenes de laboratorio alterados), por lo tanto la indicación de actividad física será diferente en dicha circunstancia. 

Tras definir el estado actual de salud comienzan las medidas que se tomarán. Lo primero para mejorar el estado de salud es la prevención de enfermedades y optimizar el tratamiento de las que estén presentes; posteriormente adecuarlo a las expectativas del paciente. 

Si existe una alteración metabólica y/o además presenta un alza de peso, lo que sigue es solicitar una evaluación nutricional con la finalidad de optimizar los hábitos alimentarios y reajustar la cantidad de calorías ingeridas en el día, según las necesidades propias de cada persona. 

Finalmente y considerando todos los antecedentes se define el plan de actividad física a seguir, el objetivo es ayudar a mejorar el estado de salud además de prevenir lesiones osteomusculares derivadas de su mal uso.

gDéficit de Vitamina D, un problema de salud silente

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email