Un Mundo de Noticias Un Mundo de Noticias

¿Cuánta información contiene la Comunicación No Verbal?

En la selección de arrendatarios, es relevante poner mucha atención a los detalles que pueden expresarse a través del lenguaje corporal y otros aspectos.

Opinión 23/02/2022 Redacción Redacción
i-m-fed-up-annoyed-displeased-young-woman-of-european-appearance-posing-isolated-in-with-her-african-boyfriend-both-showing-gesture-at-necks-saying-to-cut-it-off-non-verbal-communication
<a href='https://www.freepik.es/fotos/mujer'>Foto de Mujer creado por karlyukav - www.freepik.es</a>

Comunicación No Verbal 

Queremos dilucidar cuánta información se transmite en las palabras y cuánta en la Comunicación No verbal (CNV). Primero hay que señalar que, se lleva estudiando durante décadas en el campo de la comunicación no verbal, dentro de la cuestión de la contribución relativa de las señales verbales y no verbales; la respuesta no es sencilla.

Está claro que las palabras son muy importantes para transmitir los mensajes, y, como seres humanos somos animales muy especiales, ya que tenemos ese lenguaje verbal que podemos crear, que hemos creado y que hemos usado para la mayor parte de nuestra comunicación; y, está claro que las palabras son responsables de gran parte de nuestra comunicación. Sin embargo, las palabras se encuentran encajadas en un contexto de conducta no verbal y de comunicación no verbal en general; y, la investigación demuestra que cuando los mensajes de las palabras, parecen congruentes con el resto de los mensajes de la conducta no verbal, entonces las palabras llevan mucha información en ese mensaje.

Sin embargo, cuando los mensajes de las palabras parecen discrepar de los mensajes de la conducta no verbal, en ese momento, la investigación es muy clara: se trasmiten más mensajes de forma no verbal que de forma verbal. En los estudios científicos desarrollados en este campo, hay rangos en que el porcentaje de mensajes que se transmiten de forma no verbal, oscilan entre el 60% al 95% de los mensajes transmitidos en la forma no verbal, cuando los mensajes son discrepantes entre ellos. Si existe discrepancia entre lo que digo y lo que pienso, las señales de esta clase de comunicación serán más certeras que las palabras emitidas.

Toda la información que recibimos por la comunicación y conducta no verbal es como la formación para un trabajo; se realiza vivenciándolo cada día; cualquier persona que se encuentra en un sistema educativo obtiene una formación formal en cuanto a las palabras: aprendemos artículos, adjetivos calificativos, sintaxis, conjugaciones verbales; tenemos que escribir ensayos, resúmenes de libros y artículos; son acciones de donde obtenemos feed back y correcciones de nuestros profesores o maestros que nos van en-señando; sin embargo, no tenemos ninguna formación para la CNV, de la cual aprendemos a través de la experiencia en la vida cotidiana.

¿Somos conscientes de ello?

No somos conscientes de muchas de las cosas que percibimos de forma no verbal; obtenemos una impresión general de la gente, pero muchos de nosotros no podemos decir que obtenemos esto de las palabras y esto de sus acciones; no podemos dividir ambos comportamientos en forma instintiva; no llevamos por regla general a cabo de este tipo de cálculos. Obtenemos impresiones de forma inconsciente que se alimentan de otras conductas no verbales.

Determinados estudios científicos han concluido que cuando una persona mira a la derecha no está diciendo la verdad, mientras aquellas que lo hacen hacia la izquierda sí lo están haciendo. Cuando uno mira hacia arriba, generalmente está recordando algo antes de contestar a una pregunta. Ante ello, las nociones básicas de esta clase de comunicación nos permitirán estar atentos ante las señales de alerta.

¿Hasta qué punto las emociones que expresamos son universales?

Este tema ha sido de gran interés para la comunidad científica durante décadas; desde que Darwin estaba escribiendo su Teoría de la Evolución hasta la actualidad, esta pregunta se ha debatido. Para comprenderlo de forma más detallada, tenemos que analizar lo que entendemos por universalidad.

Empecemos con la premisa de que los humanos tienen la habilidad y lógica innata de tener emociones; de tener una serie con-creta de emociones y de expresarlas de la misma forma en todas las culturas; tales son, la alegría, la tristeza, el asombro y el miedo.

La habilidad inherente de tener esas emociones es innata desde que somos bebés, en donde todavía no hemos sido influenciados por nuestro entorno cultural. En ese punto, sin embargo, las culturas y todas las normas sociales, reglas, valores y costumbres, juegan un papel fundamental sobre qué nos emociona, qué es apropiado expresar y como modulamos esas expresiones cuando las sentimos.

Si piensa en algo tan coloquial, como una expresión que dice: en boca cerrada no entran moscas, entenderá que la comunicación verbal y las carcajadas no están contempladas de la mejor manera en determinadas sociedades; ante lo cual, a medida que vamos creciendo y evolucionando, física y emocionalmente, pensaremos antes de ejecutar esas acciones en un nanosegundo. Hemos sido absorbidos por el entorno, perdiendo nuestra naturalidad y espontaneidad. Tal vez por ello también exista el refrán que los niños y los borrachos siempre dicen la verdad.

Los adultos, las personas mayores, interpretan las expresiones faciales de muchísimas formas diferentes; o sea, una expresión determinada para algunos puede ser positiva y para otros negativa; si nos centramos en las investigaciones que ponen a distintos individuos que obtienen una emoción en la que pueden confiar y saben que se puede obtener, los rostros de las personas reaccionan de la misma forma. Conocen el resultado de cómo deben expresarse ante un hecho ya conocido.

Extracto del libro "¿Cómo elegir un arrendatario perfecto? / Salvador Makluf Freig 

www.arrendatarioperfecto.com 

Derechos reservados @salvadormakluf 

3545798Antes de arrendar deberás entrevistar a tu candidato
multimedia.miniatura.a9279b9f86675352.3234305f465f3139353039343738335f4c43707a5048667876504849566c33735f6d696e6961747572612e77656270Demanda de arriendo concluye con Avenimiento
20220208_123313Libro: ¿Cómo elegir un arrendatario perfecto?

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email