Un Mundo de Noticias Un Mundo de Noticias

Detectan graves daños estructurales en edificio de San Miguel

Una clienta adquirió en 2016 un departamento nuevo con problemas de filtraciones de agua. Abogado de la causa alerta que problema puede ser mayor.

Actualidad 24/03/2022 A. Muñoz A. Muñoz
WhatsApp Image 2022-01-28 at 22.21.14
Propietaria presentó una demanda y pide una indemnización daños.

Yanina Uribe (38) desde el 2016 enfrenta una dura situación por un inmueble nuevo que compró en la comuna de San Miguel. El día uno de la entrega se percató de que había indicios de humedad. Pero nunca se imaginó que su origen respondía a una filtración de agua de una piscina ubicada en el último piso del edificio. Su unidad se ubica en el piso 21, correspondiente al penúltimo.

Realizó una serie de diligencias con el propósito de que le reparen su propiedad. También solicitó que la cambien a un departamento de mejores condiciones, pero la compañía a cargo del proyecto se negó a dicho requerimiento.  

Consultada por nuestro medio, la afectada comentó en una entrevista publicada el 28 de enero (link en la nota) que dado a las continuas filtraciones decidió contratar a equipo jurídico para que se hiciera cargo de la causa.  “La abogada que contraté reclamó una indemnización de $3.000.000 por incumplimiento a la Ley del Consumidor: fue condenada por publicidad engañosa. Sin embargo, nunca me quisieron indemnizar por el valor de la propiedad”, manifestó en dicha oportunidad.

Como en la primera causa no consiguió mucho, salvo una indemnización menor, contrató los servicios del abogado inmobiliario Salvador Makluf. Hoy están enfrentados en un juicio la constructora a cargo del proyecto UPC y la Inmobiliaria Volterra.

A la par, Uribe también ha debido desembolsar bastante dinero en la contratación de peritos especializados en la materia que han detectado daños mayores que pueden afectar no solo a una unidad.

Informe técnico

De hecho, un análisis elaborado por el técnico en construcción y perito forense especializado en la materia, Carlos Santis, entregado el 21 de octubre de 2021, evidenció graves deterioros en la unidad. “Los libros de obra del proyecto indican errores en amarras de armaduras en piso 21. Además de otras observaciones las cuales tuvieron que ser reparadas con fibras de carbono. Estas fueron utilizadas para reparaciones estructurales por fallas en la ejecución o diseño, lo que presentó problemas a la estructura del inmueble. Esa zona no pertenece al departamento afectado, pero sí es una evidencia de fallas en la construcción”, admite dicho informe.

EI proyecto construido presenta problemas por fallas constructivas, fallas de materiales y supervisión, según lo apreciado en libros de obra y todos los documentos estudiados”, resalta.

Por su parte, la demanda de Makluf Abogados también hace hincapié en diversos aspectos constatados por el profesional. Por ejemplo, que la primera visita de inspección al interior del departamento se observó desprendimiento y/o o sopladuras en papel mural del living y en cornisas. Se evidenció humedad al interior del clóset y en el baño, con desprendimiento de los revestimientos de terminación del tipo pintura, yeso y pasta. A su vez, fuga de agua en losa del dormitorio matrimonial, fisuras en la losa, entre otros.

Mientras que la terraza común del edificio, ubicada sobre el departamento afectado, también se evidenciaron daños. “Se constataron fisuras en el revestimiento de pastelones tipo fullget con exposición de armadura de los elementos ornamentales –armadura que ya evidencia cierto grado de corrosión-. La piscina presenta daños en su membrana de fibra de vidrio en las zonas de cuarto rodón por temas de erosión por patas de escalera norte y sur. Además se aprecian dos fondos de piscina, los cuales no poseen tapa antirremolino, exposición de perforaciones de pernos expuestos, soportes de asideros al interior de la piscina quebrados sin sus barras de asideros –en otros sectores sin asideros y o soporte de anclajes- muros de interior de piscina presentan las perforaciones de los anclajes expuestos sumergidos bajo el agua”, precisa.

Por último, la zona de la terraza también mostró graves fallas. “Carpeta de rodado tipo madera suelta por falta de fijaciones mecánicas y otros puntos con ataduras de alambre. Bajo el deck, se evidencia estructura de perfiles rectangulares con evidencia de corrosión, abandono por falta de aseo, filtraciones en ductos de PVC sanitario, entre otros”.

En el escrito ponen énfasis en que el perito revisó todos los documentos relacionados a la construcción. Entre ellos, planos, permisos de edificación, modificación de permisos, certificado de recepción final, certificado de copropiedad, resoluciones exentas, archivadores con documentos, correos electrónicos e informes técnicos. “El profesional detecta diferencias notorias entre lo autorizado para construir, lo vendido al cliente y lo realmente ejecutado. De igual forma, nota diferencias entre lo recepcionado por la Dirección de Obras Municipales (DOM) y lo autorizado a construir con permiso de edificación”, advierte la demanda.

Alertan daños

“De acuerdo a nuestra opinión, y según se desprende del informe técnico, podría ocurrir lo que pasó con el edificio que se derrumbó en Miami. El colapso de la piscina podría impactar al resto de los edificios. Esto no hay que tomarlo a la ligera: es la vida de otras personas que pueden estar en juego”, sostiene el abogado de la causa, Salvador Makluf.

WhatsApp Image 2022-03-10 at 14.00.17

Recordemos que el año pasado el Champlain Towers South Condo colapsó producto de un problema estructural. Es más, un informe de 2018 había alertado sobre esta situación. Se trata del trabajo de un ingeniero que advirtió sobre fallas en la losa de hormigón de la pileta, así como de abundantes grietas en las columnas, vigas y paredes del inmueble.

A su vez, producto de la diligencia del perito –donde se evidenciaron diferencias entre lo vendido y ejecutado- se solicitó a la DOM respectiva que puedan certificar las falencias y ver si ellos tuvieron alguna responsabilidad en otorgar los permisos.

Manifiesta que para la propietaria este proceso ha sido súper desgastante. “Durante siete años ha sufrido filtraciones permanente. La unidad no la puede usar ni arrendar. Éticamente no podría traspasarle el problema a otra persona. Por ahora ella habita en otra vivienda. No tiene ganas de volver a ese departamento”, cuenta.

Respecto a en qué etapa está el proceso, dice que ya terminó la fase de discusión, y mañana 25 de marzo se realizará una audiencia de conciliación. Luego entran a una etapa de pruebas. ”Vamos a pedir que un perito nombrado por el tribunal refrende o haga un nuevo peritaje para que se puedan acreditar los daños de los departamentos y de la estructura soportante”.

¿Y qué le dice la comunidad? “La verdad es que ellos no han tenido un rol activo para solucionar la situación”.

En relación a qué es lo que buscan, indica que una indemnización por daños y también que se le entregue un departamento de similares características, pero a un valor de hoy. “Hay un daño moral que se le ha causado. La constructora debe ponerse la mano en el corazón y también en el bolsillo”.

“Las inmobiliarias son reacias a reparar los daños e indemnizar. Ellos aplican un tema de una pirámide. Del 100% que compra: 50% reclama, 25% va al Sernac, 25% demanda. El llamado es que las personas ejerzan sus derechos y se asesoren”, cierra.

humedades-en-techo-de-escayola-en-el-bano-e1613156999338Compró departamento nuevo en 2016 y desde entonces tiene problemas por filtraciones de aguas

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email