Un Mundo de Noticias Un Mundo de Noticias

Prepara a tu hogar del frío y humedad invernal

Expertos de la cuarta construcción entregaron los siguientes tips para que conviertan la vivienda en un búnker, luego, o por consiguiente, que el frío ya no sea un problema en el invierno.

Inmobiliario 24/03/2022 Thiare Tapia Rubio Thiare Tapia Rubio
casa invierno
Prepara tu hogar para el frío y la humedad

Los meses más fríos del año no solo traen bajas temperatura sino que también lluvia, eso en un mediano, o largo plazo, acarrea un deterioro de los materiales de la vivienda.

Pero, ¿Cómo hay que prepararse para evitar todos estos problemas en invierno?

Expertos en la materia aconsejan revisar tres puntos del hogar que suelen debilitarse con el paso del tiempo: las techumbres, las paredes y los accesos.

Techumbre

Se recomienda limpiar las canaletas antes de la llegada del invierno, de este modo de elimina cualquier resto de barro u hojas.

Para Herman Leyton, jefe de calidad de C&G Proyectos, aparte de lo anterior hay que poner ojo en las uniones de las planchas y canaletas, además de sus respectivos sellos.

“Los sellos generalmente están diseñados para durar dos o tres años como máximo, ya que estos se van cristalizando y quemando con la acción directa del sol. Lo recomendable es repararlos completamente, es decir, sacarlos por completo, limpiar y volver a aplicarlos”, aseguró.

 Agregó que “la zona en la que más ojo hay que poner en la techumbre es en las fijaciones de las planchas y en los elementos de unión, ya que en estos elementos se producen las filtraciones”.

En paredes

Las paredes, sobre todo las de exterior, pueden verse altamente afectadas si no se les da la mantención correspondiente.

El moho, los hongos y los musgos son microorganismos indeseables para la vivienda, siempre se relacionan con la humedad. Allí lo importante es poner énfasis en estas zonas antes del invierno.

Según Leyton existen tres tipos de daño que son efectos de la humedad, conocidas como capilaridad, condensación y filtración.

1. Capilaridad: “Es la humedad que se genera en las paredes porosas y/o con fisuras, generalmente de albañilería u hormigón. Un claro ejemplo de esto son las eflorescencias en las albañilerías; La acción directa del sol evapora el agua del muro, en su paso arrastra la sal interna de los bloques, el agua se evapora, en cambio la sal queda adherida a la pared del muro debilitando la adherencia de la pintura y exponiendo al muro a presencias de microorganismos patógenos.

Para solucionar esto existen productos idóneos en el mercado que se aplican al muro igual que una pintura. “Por un lado están los impermeabilizantes, que tienen más duración en el tiempo que los hidrorrepelentes. Se aplica una capa de pintura al muro expuesto, quedando en él una capa plástica protegiendo de la humedad. Se utiliza comúnmente en elementos que están en contacto permanentes con humedad”, señaló Leyton.

“Por otro lado están los hidrorrepelentes que generan una capa similar a la anterior pero mucho más eficiente, es decir deja pasar menos cantidad de agua. La desventaja es que el hidrorrepelente, por su composición química, se va desgastando más rápido a la acción del agua, es decir a medida que va quedando expuesto y protegiendo al muro va permitiendo el paso de humedad a este en el largo plazo, por ende su uso es recomendado para acción ocasional de humedad, en donde es más eficiente”, añadió.

2. Condensación: “En las viviendas la humedad está directamente relacionada con una mala ventilación”, explicó Leyton.

Para solucionar este problema se recomienda una ventilación cruzada, es decir una ventana y una puerta abiertas dentro de una habitación. También es recomendable tener una ventilación en la techumbre y no tapar las ventilaciones o celosías en puertas o ventanas.

3. Filtración “Se da por alguna instalación que esté en mal uso o que esté filtrando agua, por ejemplo una tubería de agua potable”, aseveró el ingeniero constructor.

Lo recomendable es revisar las llaves de paso, conexiones y uniones en agua potable; asimismo el alcantarillado, los desagües, sifones o cualquier elemento que pueda producir humedad, hongos o moho a la larga.

En puertas y ventanas

Las puertas y las ventanas suelen ser los accesos por los que se producen más fugas de calor en las viviendas. Las pequeñas rendijas que quedan entre el marco y la puerta o ventana, pueden restarle temperatura y confort a una habitación.

“Eso se puede solucionar con cosas domésticas. Se puede colocar algún sello o algún tipo de burlete. Hay algunos sellos de bordes que venden en el mercado, los cuales sirven para sellar las rendijas en puertas y ventanas. También es recomendable tener ventanas de termopanel o algo tan simple como una cortina, también ayuda”, dijo.

“Más que nada es importante mantener la temperatura de confort adecuada dentro de una habitación, eso es lo que se busca. Lo ideal es no excederse en las temperaturas ni generar cambios de temperatura bruscos, esa es la clave, con esto no deberías tener ningún problema de humedad en la vivienda”, cerró el profesional.

WhatsApp Image 2022-01-28 at 22.21.14Detectan graves daños estructurales en edificio de San Miguel

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email