Un Mundo de Noticias Un Mundo de Noticias

Últimas noticias

Oficinas: ¿el regreso a la presencialidad?

¿Cuánto tiene de cierto o no que el teletrabajo cambió para siempre la forma de diseñar los espacios de oficina? Por Mariana Stange. Los detalles acá.

Inmobiliario 08/07/2022 Redacción Redacción
wework-bsas-2018
Las nuevas propuestas de layout en el regreso a las oficinas se basan en el confort.

Los espacios de trabajo comienzan a ocuparse, poco a poco. Comenzando por las pymes y los estudios profesionales primero y las empresas de mayor dotación en este último tiempo. Los cambios que tuvimos que asumir como sociedad a nivel mundial, comenzando con la protección que supone la distancia social ya sea en los espacios de trabajo como en el transporte público, tiene un inmediato correlato en la forma de movernos en la ciudad y trabajar.

Las nuevas propuestas de layout en el regreso a las oficinas se basan en el confort, una menor densidad y el bienestar de todo el equipo. Se suman ítems que tienen que ver con la sanidad como son la ventilación cruzada así como el acceso a espacios verdes y abiertos a lo largo de la jornada.

El regreso es un hecho, sin embargo el abordaje es diferente según qué industria analicemos. Sucede que los diferentes modos y protocolos de las empresas impactan directamente en este tema.

Actualmente las empresas en general muestran una gran flexibilidad con sus colaboradores, de lo contrario los mismos optan por otras empresas que sí la tienen. Esta flexibilidad se muestra en un esquema híbrido de trabajo, que complementa el trabajo presencial con el remoto.

El surgimiento de la oficina hibrida representa no solo un cambio en el diseño físico de la misma, sino también uno más profundo que tiene que ver con el modo en el que trabajamos. El trabajo híbrido es un modelo que ofrece la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar. Las organizaciones establecen calendarios de trabajo que organizan fechas, horarios y lugares de trabajo, en otros casos otorgan a los empleados total autonomía para elegir cuándo y dónde quieren trabajar.

Si bien la flexibilidad implica libertad y esto se conjuga con confort y bienestar, este sistema puede conllevar muchos dolores de cabeza, desde identificar quiénes pueden rendir mejor trabajando desde la casa hasta decidir qué días de la semana hay que presentarse a la oficina. A veces hay que recibir clientes y también hay que ayudar a empleados jóvenes, o nuevos en la firma, que necesitan tiempo para adaptarse.

Otro tema no menor es la necesidad de empapar al staff de la cultura de la empresa, y lograr sentimientos de pertenencia.

En estos últimos años escuchamos que muchos hablaban del homeoffice como la nueva y única modalidad de trabajo. Desde el #equipoSTANGE sostuvimos desde el principio que la vuelta a la oficina sucedería más temprano que tarde. Es que la oficina es mucho más que “una caja contenedora” de trabajadores, es un ámbito de encuentro y sociabilización, genera pertenencia y es el ámbito ideal para que las empresas impriman su cultura, valores y principios en los equipos.

Sin embargo dos años de teletrabajo como el que gran parte de la fuerza laboral experimentó es mucho tiempo, generó nuevos hábitos, despertó necesidades y preferencias y dejó al descubierto incomodidades como lo son los tiempos de viaje.
Flexibilidad parece ser una solución interesante en estos tiempos de transición. Un modus operandis para ambas partes del contrato laboral, es responsabilidad de líderes y directivos entender y gestionar la emocionalidad de sus colaboradores y al mismo tiempo es responsabilidad de estos entender que la eficiencia y productividad es vital para las empresas donde trabajan.

Como siempre, el equilibrio no es estático. Encontrar modos que satisfagan a ambas partes es un desafío y al mismo tiempo es motivante. Evolucionar, encontrar nuevos modos de trabajo, adaptar los espacios de trabajo, conjugar necesidades es parte de nuestra labor, no importa el lugar que ocupemos en la cadena laboral.

Estos tiempos nos invitan a evolucionar. Las necesidades de las nuevas generaciones, el impacto de la tecnología, la conectividad, las consecuencias de la pandemia, todo esto nos invita a mirarnos, a redescubrirnos, y en un punto a re-crearnos. Estoy convencida que es nuestra responsabilidad construir sociedades más sanas, crear condiciones de trabajo que generen encuentro, diálogo, contacto persona a persona.

Las oficinas, han de ser espacios flexibles adaptables, y a la vez sustentables. Luminosas, agradables, ventiladas. Con espacio para el disfrute y el relax, para el encuentro y la concentración. La experiencia se ubica en el centro de la escena. Colores, texturas, diseños, espacialidad, biofilia.

Se abre un NUEVO CAPÍTULO en el diseño de los espacios de trabajo, se suma una nueva capa de análisis y de estudio, y ello como siempre es desafiante y oportunidad para seguir evolucionando.

Ing. Mariana Stange
Ceo & Founder Mariana Stange Real Estate

Fuente: Reporte Inmobiliario

TEILAB-INDUSTRIAS-LRMCOMUNICACIONE(1)Automatización en empresas: robots para digitalizarse

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email